Hotel.info nos ha invitado a hacer una revisión de los distintos métodos de valoración online de los hoteles.  Me pongo a pensar y, después de diez años de viajes, es cierto que cada vez intento afinar más en las búsquedas y las herramientas de las que me sirvo a la hora de organizar mis viajes.   A base de buscar opiniones ajenas, reservar y, en función de la experiencia opinar, he aprendido a distinguir entre diferentes fuentes. Poco a poco, he aprendido que hay dos tipos de páginas donde conocer el hotel antes de llegar.

Por un lado, existen recursos como Tripadvisor o Trivago que cuentan con secciones de opinión pero que, al no disponer de sistema de reservas, no sabe uno muy bien de dónde salieron los clientes.  De otro lado, modelos como el de Hotel.info, que cuentan con su propio sistema de reservas, no dan acceso al formulario de opinión hasta una vez realizada la estancia de modo que, como poco, sabe uno que quien la emite ha estado en el establecimiento.  Este último portal incluye ya no reservo uno si el site no cuenta con secciones como la que ofrece que incluye un apartado específico donde los usuarios que se han hospedado en cada hotel, dejan su opinión y se definen según parámetros suficientes.  Las opiniones se tienen en cuenta parámetros como el rango de edad, motivo del viaje y acompañantes, para que uno tenga más o menos en cuenta su opinión en función de sus necesidades.  Resulta evidente que, en una escapada romántica uno no necesita de los mismos servicios que durante un congreso, por lo que según la casuística se tendrá más en cuenta la opinión de alguien que viaja solo, en viaje de negocios que la de una familia con niños o viceversa.

Cuando uno viaja, por negocios o por placer, debe hacerlo con la tranquilidad de que disfrutará de su viaje y, fuera de casa, lo que más se agradece al final del día es un lugar que haga del sitio donde estás una suerte de hogar; para recostarte, respirar hondo todo lo que has visto de nuevo, y poder sonreir.

Del igual manera, no hay mayor valor añadido para un hotel que la certificación de que los usuarios están contentos con su funcionamiento; y para el establecimiento cualquier opinión es un regalo, desde el momento que, si positiva aumenta el valor del lugar y si constructiva, revela sobre qué aspectos seguir trabajando.

Deja un comentario

One Comment

  • Chelo dice:

    Le debo mucho a este tipo de páginas y sobre todo a los comentarios que los viajeros hacen en ellas, ya que, me han ayudado a librarme de hoteles penosos y también a encontrar verdaderas maravillas como es el caso del Täch Hotel, en Madrid, que desde que lo descubrí y a pesar de que no es un hotel céntrico ni nada de eso, siempre que voy a la capital reservo ahí.