Desde el pasado 12 de agosto, Google ha cambiado la forma de medir las sesiones en Google Analytics.

Este cambio, que además ha coincidido con la actualización del algoritmo llamada “Panda Update”, puede llegar a afectar considerablemente los resultados de visitas en Analytics, por lo que es necesario comprender su funcionamiento.

Anteriormente, una sesión en Google Analytics finalizaba cuando:

  • Pasaban más de 30 minutos entre dos páginas vistas de un mismo usuario.
  • Al final del día.
  • Cuando el usuario cerraba el navegador.

Tras el 12 de agosto, con la nueva medición de las sesiones, éstas finalizan cuando:

  • Pasan más de 30 minutos entre dos páginas vistas de un mismo usuario.
  • Al final del día.
  • Cuando la información de fuente de tráfico cambia (excepto tráfico directo y referral sin codificar)

Que no cunda el pánico. A continuación desgranamos algunas de las dudas más frecuentes:

Qué diferencias con la anterior forma de medir encontraré?

Anteriormente, cuando un usuario visitaba una página web en una misma sesión, pero a través de dos fuentes distintas (por ejemplo accedía vía Google y volvía minutos después accediendo de forma directa) Analytics adjudicaba la visita a la última fuente que había accedido. Esta situación generaba informaciones extrañas como fuentes que habían generado 0 visitas, pero en cambio tenían páginas vistas.

A partir de ahora, la medición será más fiable, pues siempre que la segunda visita se produzca desde una fuente que haya sido etiquetada, Google contabilizará cada visita de forma independiente.

Es muy importante recordar que conseguir estos datos, las fuentes de tráfico deben estar correctamente etiquetadas con los parámetros UTM’s.

Qué variaciones podemos esperar en los informes?

Pese a que Google había anunciado que el cambio provocaría una variabilidad en los datos del 1%, estos días se han ido viendo algunos números fuera de lo normal, con incrementos y pérdidas de hasta el 40% en algunos informes. La “afección” presenta estos síntomas:

  • Mayor número de visitas (sobre todo si tenemos gran cantidad de fuentes de tráfico etiquetadas)
  • Aumento de % de rebote
  • Menor promedio de tiempo en la página
  • Menor promedio de páginas vistas
  • Menor tasa de conversión

Pero, no os preocupéis, tenemos la receta para sanar cualquier posible mal…

Cómo puedo comparar mis números actuales con los anteriores?

Algunos SEOs tenemos que analizar durante estas semanas los resultados del cambio de algoritmo “Google Panda”. Pero a la hora de enfrentarnos a Google Analytics nos encontramos unos resultados difícilmente comparables a los anteriores.

Si no nos podemos fiar del número de visitas, ¿qué métrica podemos usar para comparar los datos nuevos con los anteriores?

Ahí va el remedio: los usuarios únicos. Ésta es una de las pocas métricas que se ha mantenido invariable y que debería mostrar resultados similares para los 2 periodos.

Así, por ejemplo, en uno de nuestros proyectos, tenemos este gráfico de tendencias:

Comparando los días previos al cambio de Analytics y los posteriores obtenemos un incremento de visitas por tráfico orgánico (SEO) del 19%. No está nada mal, verdad?

Pero todavía no podemos cantar victoria. Para poder confirmar que Panda nos ha sentado bien deberíamos contrastar estos datos con los de visitas únicas. Recordad que, con el nuevo sistema de Analytics, podemos esperar un crecimiento de visitas fuera de lo común.

Pero, sorprendentemente, ¡el gráfico de visitantes únicos muestra una subida del 20%! Por lo que confirmamos que Panda ha sido bueno con nuestra web… Y un solo vistazo a los visitantes únicos confirma que no teníamos nada que temer.

Como bonus track para los SEOs, Lino Uruñuela ha creado un ejemplo de segmento avanzado para mostrar los visitantes únicos procedentes de tráfico orgánico.

Conclusiones:

Google de vez en cuando nos provoca algunos dolores de cabeza realizando cambios de forma precipitada y sin avisar. Si, además, deciden hacer los cambios en un mes tan “tonto” como agosto podemos vernos desorientados a la hora de interpretar los resultados. Para ello, no está de más que aquellos negocios que consideren la analítica web una información estratégica (¿para quién no lo es?) utilicen alguna herramienta de medición alternativa a Analytics, que en estos casos permita obtener información contrastada e invariable.

Por último, simplemente recordar que a partir de ahora resulta casi imprescindible etiquetar correctamente nuestros enlaces entrantes y que por ahora no será necesario hacer ninguna modificación en el código de seguimiento de la página.

Para saber todavía más, os recomiendo el fantástico artículo de Xavier Colomés, donde explica detalladamente este cambio en Analytics.

Nada como el consejo de un buen Doctor…

Deja un comentario