code

Sol Meliá reabre el Gran Meliá Colón como su proyecto más importante de renovación que respeta su anterior tradición taurina combinada con el estilo español y un vanguardismo atemporal. El nuevo diseño del hotel sigue la línea contemporánea “time less” que Álvaro Sans está dando a la marca Premiun del Grupo Sol Meliá en sus últimos proyectos, como el Gran Meliá Palacio de Isora, el Gran Meliá Shanghai, la Reserve del Paradisus Punta Cana en Republica Domina o a su colaboración en el Gran Meliá Creta.

El hotel, que celebra su 80 aniversario, fue construido en 1929. Las obras de remodelación han respetado la estructura y la fachada del edificio por ser consideradas un ejemplo muy representativo de la arquitectura neo-barroca de la ciudad hispalense, así como por ser una muestra del patrimonio histórico de la ciudad.

Según afirma el prestigioso arquitecto de Sol Meliá, Álvaro Sans, “el proyecto ha sido minuciosamente rediseñado, todas sus áreas se han diseñado para que el hotel sea más operativo, más luminoso, más lujoso y más rentable. El hotel lo hemos abierto a la calle dando una nueva vida al famoso restaurante Burladero, situándolo en un lugar preferente y con conexión directa al hotel. El lobby se ha abierto a todas todos los espacios adyacentes, recepción, lobby bar, restaurante, Red Level, cava de puros… creando así un ambiente único que da una mayor sensación de lujo.”

Sans también comenta que se ha creado una oferta de salones de convenciones muy importante. Además, se han eliminado unas 30 habitaciones para que todas sean de lujo y así incrementar el número de Suites y Junior Suites. En el patio interior se ha diseñado una escultura que hace que las habitaciones tengan más privacidad y disfruten de una escultura lumínica de espectaculares dimensiones. Sans destaca que los pasillos del Gran Meliá Colón son únicos y que, en la última planta, se han utilizado todas las terrazas pera crear suites con mini piscinas privadas, junto con un SPA de espectaculares vistas y una terraza solarium con una mini piscina”.

El magnífico diseño del Gran Meliá Colón es el resultado de una exitosa colaboración de unos grandes profesionales. Chus Manzanares, uno de los partícipes de esta colaboración, comenta que “sabíamos que era un hotel muy querido en Sevilla y por eso ha sido todo un reto llevar a cabo la renovación completa del Gran Meliá Colón e identificar el balance perfecto entre pasado, presente y futuro. Hemos hecho un estudio muy minucioso de los principales elementos del hotel y hemos desarrollado lo que esperamos sea una perfecta combinación de estilos.”

Urbano es el término que mejor define al Gran Meliá Colón, al mismo tiempo que hace simbiosis con la actividad por la que más se le conoce a nivel mundial: el toreo. El diseño del gastrobar Burladero, Tapas & Tintos by Dani García, que celebra su 50 aniversario, está inspirado en los burladeros taurinos.

El hotel Colón era conocido por ser “el hotel de los toreros” gracias a la visita de grandes maestros como Manolete, Curro Jiménez, El Cordobés, etc. Pero no sólo los toreros se hospedaron en este hotel, figuras de gran fama internacional como Hemingway, Ava Gardner, Peter O’Toole, Catherine Deneuve… también se alojaron en el hotel.

La chispa que resulta de la yuxtaposición de mente y cuerpo nos lleva a otra de las interesantes características del hotel. Todas las puertas del hotel han sido diseñadas como si fueran cuadros en las que se encuentran grandes obras de la pintura española. Con una iluminación muy cuidada, los proyectistas han conseguido reproducir la sensación de que cada planta parezca un museo haciendo que el huésped disfrute de una experiencia enriquecedora. La primera planta está dedicada a Zurbarán; la segunda a Juan de Valdés Leal; la tercera a Murillo; la cuarta a la escuela sevillana del siglo XVII; la quinta a Velázquez; la sexta a El Greco; y la última planta está dedicada a Goya.

Además, el hotel cuenta con un buffet de desayuno a la carta situado en el lobby del hotel, con una gran variedad de productos nacionales e internacionales. Después del desayuno, éste se convertirá en un restaurante, también a la carta llamado “Majestic” en recuerdo a la herencia histórica del hotel. La oferta gastronómica se completa con “El Tendido”, un bar situado en la planta baja de Gran Meliá Colon, donde se sirven snacks y cócteles internacionales. También existe una Cava de Puros llamada “Tauromaquia” para los paladares más exigentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>