code

Explorar tierras subterráneas en Cracovia, descubrir el fondo marino de las islas de Croacia y avistar Bulgaria desde el aire, tres propuestas de Expedia.es para disfrutar de las vacaciones de Pascua

Por tierra, mar o aire. O lo que es lo mismo: sumergirse en la auténtica tierra polonesa, surcar el Mar Adriático o disfrutar de la naturaleza búlgara en pleno aire. Estas son las tres propuestas de Expedia, la agencia de viajes online líder en el mundo, para sacar partido a la Semana Santa. Tan solo hay que tener ganas de desmarcarse de las habituales rutas turísticas y descubrir, de distintos modos, tres destinos poco habituales.

Explorar tierras subterráneas en Cracovia

La importancia de Cracovia se debe no sólo a su imponente patrimonio histórico y artístico que atestigua el tiempo en que era sede de reyes y ciudad santa, sino también a su papel de motor cultural en plena ebullición.

Para sumergirse en la auténtica tierra cracoviana, no hay nada más recomendable que desplazarse a la asombrosa Mina de Sal de Wieliczka. Apodada “la catedral subterránea”, en 1978 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco debido a la espectacularidad de esta pequeña ciudad esculpida en sal que alcanza los 327 metros de profundidad. Su interior es un conjunto de estímulos visuales: estatuas de personajes míticos e históricos, capillas excavadas en sal, un lago, una sala a ritmo de Chopin, una réplica de La última cena de Leonardo Da Vinci… Eso sí, sólo es apto para los que se atrevan a descender 600 escalones.

Callejear por cada uno de los rincones de Cracovia es la mejor manera de conocer a fondo una de las ciudades más bellas y fascinantes de Europa. Por este motivo, Expedia.es recomienda utilizar el Expedia Hotel View (www.expediahotelview.es), una herramienta que no sólo permitirá a los usuarios explorar los alrededores del hotel antes de efectuar la reserva, sino también trazar una ruta desde el alojamiento hasta los lugares más emblemáticos como son el casco antiguo, la Plaza Mayor de Rynek Glówny y el barrio judío de Kazimierz.
Cracovia: vuelo i/v desde Madrid o Barcelona + 3 noches en hotel 3* desde 365 Euros por persona.

Zambullirse en el Mar Adriático

1.185 islas y sólo 66 habitadas. Estas son las cifras que componen el laberíntico archipiélago que se extiende a lo largo de los 1.700 kilómetros de costa croata. Considerada una de las postales más bellas del mundo, debe su fama como destino privilegiado a un mar de increíbles aguas turquesas y románticas calas. Su naturaleza virgen y la riqueza de sus paisajes submarinos lo convierten, pues, en el lugar ideal para realizar deportes acuáticos. El buceo y el snorkel son los más recomendables para zambullirse en un mundo marino de arrecifes, cuevas secretas, paredes escarpadas y restos de naufragios antiguos.

La más idónea para explorar el mundo submarino es la isla de Brač, que con sus 400 kilómetros cuadrados de playas blancas, bosques de pinos y viñedos, y pueblos pequeños y tradicionales, es la tercera más grande del Mar Adriático. Es aquí donde el viajero más osado podrá disfrutar de inmersiones nocturnas.

La compañía online sugiere visitar también la isla de Hvar, famosa por los campos de lavanda y las calas recónditas a las que sólo se puede llegar en barca de pescadores; Korcula, considerada la isla de Marco Polo; y la verde isla de Mljet.
El broche de oro al viaje por las islas de Croacia es degustar su pescado y marisco cocinados con arroz, el embutido, el aceite de oliva y un vino local. Descargarse la aplicación para Facebook llamada Expedia TripCompanion(http://www.facebook.com/apps/application.php?id=140452029332818) y consultar las recomendaciones sobre los mejores restaurantes donde poder degustar estos platos tan típicos, es una buena manera de planificar el viaje.
Isla de Brač: vuelo i/v desde Madrid o Barcelona a Split+ 3 noches en hotel 4* desde 440 Euros por persona.

Avistar Bulgaria desde el aire

Con sus numerosas cordilleras abarcando una tercera parte del territorio del país, Bulgaria se presenta como un país montañoso envidiable donde reinan las águilas, rocas gigantes, lagos cristalinos, ríos y valles, cuevas, desfiladeros y cascadas. Para unas jornadas en contacto con la naturaleza y el aire puro, el Parque Nacional de Rila es el enclave perfecto.Apodado cariñosamente Montaña del agua, es la zona más alta de la Península Balcánica y el mayor tesoro búlgaro. A través de senderos escondidos entre sus centenarios bosques de pino, las actividades predilectas de la zona son el trekking y el montañismo, además del avistamiento de aves y fauna autóctona. Varios lugares son visita obligada, como el circo de los famosos Siete Lagos de Rila, la pirámide de granito del pico Malyóvitsa, las colinas del Norte y, por supuesto, el famoso Monasterio de Rila del siglo X (declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO), oculto tras un impresionante muro de 20 metros de altura.
Pero si hay una actividad capaz de provocar en el viajero una experiencia sublime, esa es la de subirse a un globo aerostático. Contemplar la grandeza búlgara a no más de mil pies de altura mecido mecidos por los caprichos del viento es la cita ineludible que aguarda en Bulgaria. Hay que tener en cuenta que esta actividad se tiene que realizar durante un día de sol y cielo despejado. Por este motivo, la compañía online recomienda consultar Expedia TripCompanion antes de efectuar el viaje y comprobar la predicción meteorológica en Rila. Así, los viajeros podrán planificar con fiabilidad el día más adecuado para subirse al globo.
Bansko: vuelo i/v desde Madrid o Barcelona a Sofía+ 3 noches en hotel 4* desde 280 Euros por persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *