Logotipo de Google AdwordsA primera vista el mundo de publicidad basado en palabras clave, como el de Adwords es muy bonito: la empresa ofrece los zapatos y sus clientes buscan los zapatos. Si fuéramos unas criaturas con las mentes menos complicadas, seguramente este sistema funcionaría en perfección y las empresas nos ofrecerían exactamente lo que estamos buscando, coherente a nuestra manera de buscar. Desgraciadamente en mundo real existen miles de opciones para decir lo mismo. Así que nos encontramos con el error más común de publicidad por palabras clave: la empresa basa sus anuncios en función de lo que ellos creen ser relevante para buscar su negocio y a menudo no se ponen en lugar del consumidor final para conocer como haría él la búsqueda de este determinado producto o servicio.

Ante la incertidumbre el camino más eficiente es ir de lo general hacía especifico. Existen varias herramientas como por ejemplo Google Keywords Tool, Gooogle Trends, Google Insights, Google Analytics, que nos aportan datos estadísticos para poder medir la eficiencia/relevancia de una u otra palabra clave. Aunque igualmente no se puede confiar ciegamente en las herramientas ya que únicamente indican la tendencia general a través de las sugerencias y no el comportamiento exacto del usuario.

Como hemos dicho anteriormente lo mejor es evolucionar de los términos generales hacías más específicos, creando una especie de embudo, filtrando los elementos menos eficientes.

En el caso de Adwords al principio podríamos comprar las palabras claves más generales (ej. Hotel en centro de París) y las que nosotros, la empresa, consideramos ser relevantes, para luego a partir de las estadísticas de Impresiones, Clicks, CTR, Términos de búsqueda averiguar las palabras reales, las que realmente usa el consumidor para buscar este tipo de empresa o servicio (ej. Hotel parisino céntrico restaurante europeo).

Al averiguar las palabras claves más especificas lo que conseguimos antes que nada es ser relevante para el usuario, ser más “atractivos” para el posible click. Porque en el caso contrario, al aparecer por palabra “hotel en parís” incluimos a las personas que pueden buscar desde albergue juvenil hasta un boutique-hotel con el chef tailandés. Entonces competimos en el mercado que ni siquiera es nuestro, además pagando en precio muy elevado. Hay que recordar que  las keywords muy generales conllevan los ratios de rebote y CPC muy elevados, empeorando de esta manera la calidad de los anuncios y las campañas.

Al contrario, siendo más específicos conseguimos bajar los costes (las pujas son menores ya que hay menos competencia), ser más relevantes y “deseables” para los usuarios incrementando de esta manera el número de los clicks, mejorando el tiempo de permanencia en la página, aumentando las conversiones.

Los Adwords son coma la vida misma: el regalo perfecto no existe, pero si a un apasionado de Apple le regalas la biografía de Steve Jobs, seguramente estará encantado.

Deja un comentario