España, de por sí, es un país turístico, de hecho, es el que más turistas recibe, después de Estados Unidos y Francia.

Pero, en este hermoso país se toma en cuenta los otros sectores económicos y se asocian con la actividad turística, se puede nombrar a agricultura, industria y servicios, que por efecto multiplicador, una parte muy importante de la economía española, se vincula a la evolución del turismo.

Características del turismo en España

España tiene una gran diversidad entre pueblos, playas, montañas, hermosas ciudades, en las que se requiere tiempo y varios viajes para poder conocer toda la belleza que ofrece este gran país.

Aunque se puede decir que la zona costera e insular, es la fuerza del turismo durante la temporada de verano, también existen otros entornos como el de montaña, el entorno rural y el urbano.

Que coinciden vacaciones laborales y escolares, esta situación ocasionó que sea fraccionado los tiempos de vacaciones, para que el turismo este activo durante varias épocas del año.

La mayoría de los turistas extranjeros provienen del centro y norte de Europa como, Alemania, Reino Unido, Portugal, Francia y muchos más. Vale destacar que antes de emprender este tipo de aventuras, es ideal asegurar su hogar, con la asesoría de un cerrajero profesional, así podrá disfrutar sus vacaciones al tope.

España es un país muy privilegiado por la diversidad de alternativas que ofrece en cuanto al turismo, en las distintas épocas del año, tiene múltiples opciones para el hospedaje, con excelentes hoteles, camping o apartamentos para alojamientos, en la ciudad, campo o playas.

Tipos de turismo en España

Ya que la diversidad y la gran abundancia de recursos, son rasgos del turismo en España, por su inmensa riqueza histórica y cultural, es catalogada como el tercer país del mundo con más lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, lo que favorece el desarrollo de diferentes tipos de turismo en un mismo país.

El Ecoturismo en España, se refiere a la conservación ecológica, los hoteles se ubican, generalmente,   en lugares donde se puede divertir con la naturaleza, sin ocasionar daños, ofrecen gastronomía autóctona, en los cuales son productores de la materia prima usada en los platos tradicionales.

El turismo de nieve, que se lleva a cabo en invierno, son lugares acondicionados para practicar deportes en nieve, con estaciones de esquí para el disfrute con la familia, aparte que es tomado también como turismo deportivo, entre otros como, el kitesurf, windsurf, velerismo y muchos más, pero estos se llevan a cabo en las costas.

El turismo de playa definitivamente el más popular en verano, donde se puede disfrutar del sol y maravillosas costas, además las Islas Canarias que cuentan con un clima muy agradable, casi todo el año, en los alojamientos también proporcionan actividades recreativas y ocio muy divertidos.

Otras opciones de turismo son el religioso, que es motivado por las creencias religiosas y la fe, con el fin de conocer lugares históricos para peregrinar o recorrer santuarios, el turismo rural, es donde se disfruta de zonas tranquilas, lejos de las grandes ciudades. También está el enoturismo, que está centrado a la cultura del vino, donde se resalta arquitectura y región de la producción vinícola.

Por admin

error: Content is protected !!